MARISCO.org

En Galicia existen cuatro tipos de almejas: rubia, japónica, fina y babosa. Las 3 primeras son autóctonas; la japónica es foránea, se introdujo el cultivo en Galicia porque tiene un crecimiento muy rápico, pero su producción es pequeña, debido a la alta calidad de las almejas autóctonas.

La almeja fina tiene un alto valor culinario, por su sabor, por su gran calidad y por su capacidad parar resistir más tiempo fuera del agua. La concha de esta almeja presenta una característica típica que la diferencia del resto y son sus líneas transversales, que dan como resultado pequeños “cuadraditos”. La almeja babosa es más alargada que las demás, casi rectangular. Las líneas de la concha son concéntricas y sus colores varían entre el gris, el crema y el marrón. Los sifones de esta almeja están unidos en toda su longitud, siendo precisamente esta característica la que nos permite diferenciarla de otras almejas. El color de la almeja rubia, sin embargo, varía entre el rojo y el morado. Su concha es lisa, con un ligero brillo y presenta unas características “manchas” en zig-zag. Su sabor es muy intenso, por eso se suelen utilizar para guisos (a la marinera, con fabas,…). La almeja japónica se caracteriza por tener las líneas verticales muy marcadas y su color varía entre marrón, gris y negro. Además, normalmente la forma de la concha es más redondeada, si la comparamos con la almeja fina o rubia, que tienen una concha más recta y afilada.           

almeja-babosa almeja-fina almeja-japonica almeja-rubia

Compartimos este vídeo, donde explican de una forma visual y muy sencilla las diferencias entre estos tipo de almejas. 

Centolla gallega, francesa y marroquí. Diferencias.
Bogavante gallego y canadiense. Diferencias.

Dinos tu opinion

Protected by WP Anti Spam