MARISCO.org

Cuando hablamos de “calidad” gastronómica, está claro que el marisco fresco es muy superior al marisco congelado, entre otras cosas, porque cuando se congela el marisco pierde propiedades organolépticas, aunque hay que decir que hoy en día se utilizan procesos de ultracongelación que hacen que la calidad del producto congelado sea bastante alta.

Si queremos degustar todas las cualidades culinarias del producto, lo más recomendable siempre es consumirlo fresco, cómo máximo, 72h. después de su pesca. De ahí que muchas tiendas on-line que trabajan estos productos y los envían a casa lo hagan en un transporte urgente y refrigerado, directamente de la lonja a casa, de esta forma el producto siempre llega en las mejores condiciones.

La congelación es un proceso muy importante en la conservación de las propiedades alimenticias y el sabor de los productos. No es muy recomendable congelar el marisco fresco, siempre hay que cocerlo previamente, aunque La Organización de Consumidores y Usuarios asegura que mariscos como los carabineros, langostas, bogavantes y centollos admiten bien la congelación, incluso crudos. Ante la duda, mejor hacer una cocción previa, y una vez cocido sólo hay que envolverlo en un paño empapado en agua de cocción para que no pierda ni se descomponga la grasa, dejar que se enfríe y meterlo en un congelador adecuado a una temperatura no superior a -18ºC.

La descongelación, cuando más lenta se haga mejor, de 24 y 36h. dentro de la nevera o, en último caso, en un recipiente con agua fría. Ah! y no uses microondas!

Marisco, ¿macho o hembra?
¿Por qué comprar marisco gallego?

Dinos tu opinion

Protected by WP Anti Spam